• Disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de tener una salud cardiovascular disminuida. El ejercicio mejora el flujo sanguíneo y reduce la cantidad de LDLc (colesterol malo) en el cuerpo, protegiendo para no desarrollar afecciones cardíacas y otras complicaciones médicas Alivia las neuritis.

 

  • Mejora la salud mental. Ya que por diversas razones, la depresión es común en  personas con diabetes. El ejercicio actúa como un antidepresivo natural, liberando químicos en el cerebro conocidos como endorfinas, las cuales ayudan a mejorar su estado de ánimo.

 

  • Controla los niveles de lípidos en la sangre: A través de la actividad física reduces tus niveles de colesterol “malo” y el de los triglicéridos, mientras que aumentas el del colesterol “bueno” que ayuda a proteger tu corazón.

 

  • Ayuda a usar menos medicamentos: Debido a que el ejercicio ayuda a bajar de peso y a mejorar el control de glucosa, con el tiempo puedes necesitar menos insulina o medicamentos.

 

  • Pierdes peso: Una rutina de ejercicio te ayuda a bajar de peso y a mantenerlo. Es importante que consultes a tu médico antes de seleccionar alguna rutina, para que te aconseje acerca de cuál es el más adecuado para tu condición y tu estado físico.

Fuente: Facilismo

Comenta con Facebook