Escuchar nuestras canciones preferidas no solo tiene efectos beneficiosos sobre el estado de ánimo. También mejora la función endotelial en pacientes con enfermedad arterial coronaria, sobre todo si se escucha mientras se practica ejercicio físico, tal y como exponía Marina Deljanin durante la última reunión de la Sociedad Europea de Cardiología.

 

En los experimentos llevados a cabo por Deljanin, una serie de sujetos escucharon música durante 30 minutos diarios mientras realizaban un entrenamiento aeróbico supervisado. Transcurridas tres semanas, se comprobó que, en comparación con quienes durante ese mismo tiempo solo oían música o aquellos que únicamente hacían ejercicio, la combinación de ambas “terapias” obtuvo mejores resultados en el aumento del óxido nítrico y de otros vasodilatadores que disminuyen la resistencia vascular y mejoran la salud cardíaca.

 

Aquí tienes algunos de los beneficios de escuchar música mientras entrenas:

 

-Incrementa el tiempo practicando el ejercicio.

 

-Se realizan los ejercicios con rapidez.

 

-Disminuye el sentimiento de esfuerzo.

 

-Se disfruta más el ejercicio.

 

-Aumenta la motivación.

 

-Disminuye el cansancio.

 

Fuente: Culturizando

 

Comenta con Facebook