El saber respirar para hacer fuerza ayuda a que tengas mayor resistencia en tu entrenamiento. Una técnica de respiración incorrecta puede acelerar la fatiga, provocando mareos e incrementando tu presión arterial, lo que puede producir desmayos.

Aquí te traemos 4 tips básicos para mejorar tu respiración al momento de entrenar:

 

  • Haz algunos ejercicios de respiración profunda antes de comenzar tu sesión de ejercicio. La respiración profunda antes de una serie de ejercicios establece las condiciones para respirar de forma controlada durante toda tu sesión. Te relaja y hace que seas más consciente de tu respiración.

 

 

 

  • Exhala al levantar el peso. Comienza a respirar en el momento en el que levantes el peso. Por ejemplo en una prensa de banco (bench press), debes exhalar por completo por la nariz o la boca al momento de empujar la barra lejos de tu pecho.

 

 

 

  • Respira a través de la nariz de forma controlada mientras bajas el peso. El bajar el peso requiere menos esfuerzo, lo que hace que sea el momento ideal para inhalar.

 

 

 

  • Evita usar la maniobra Valsalva al levantar peso. Ésta se refiere a contener el aliento al levantar el peso. Suele usarse con frecuencia entre los levantadores de pesas profesionales, pero se corre el riesgo de incrementar la presión sanguínea, lo que puede provocar desmayos o hasta un ataque al corazón

 

 

Al respirar correctamente cuando levantas peso, tendras un mayor control en la realización de tus ejercicios. Respirar correctamente puede ayudarte a evitar lesiones relacionadas con las pesas.

 

Comenta con Facebook