Es normal suponer que los entrenadores son expertos en la materia. Pero en ocasiones hay entrenadores que no ofrecen precisamente los consejos más idóneos y saludables. Por eso, esta vez te traemos 6 consejos que nunca debes seguir:

 

  1. No bajes más de 90º en la sentadilla.

Este consejo, que siempre se ha dado para proteger a tus rodillas ha sido rebatido por el crossfitero Chris Fox, que dijo: “Justo a los 90º es cuando la rodilla recibe más presión, y eso no es bueno”. Una correcta ejecución de la sentadilla pasando la altura de la cadera te proporciona una carga estable a tu articulación a través de la intervención de los gemelos. Además de hace más fuerte al trabajar más musculatura en un mayor rango de movimiento.

 

  1. Hacer abdominales marcará tu tableta.

Esto puede ser cierto si no tienes ninguna capa de grasa que la tape. Pero por otro lado, hacer cientos de abdominales es potencialmente malo para tu espalda. Si entrenas ejercicios globales como las sentadillas, peso muerto o presses de manera regular, probablemente acabes teniendo un gran tono abdominal. Y la razón es simple: al hacer esos ejercicios debes utilizar tu recto abdominal, oblicuos, transverso, y zona lumbar de tu espalda para estabilizarte y proteger tu columna.

 

  1. Las mujeres no deben levantar grandes cargas.

Este es un mito que debemos desterrar ya mismo. Para hacerse grande uno de los máximos responsables es la testosterona y otro el exceso de calorías. Además, el músculo quema calorías, así que tener un cuerpo fuerte te hará también quemar más. Levantar grandes cargas ayuda a las mujeres a fortalecer sus huesos, los músculos, tendones y ligamentos, haciéndolas más fuertes y menos propensas a lesionarse.

 

  1. Hay que hacer mucho cardio para bajar de peso.

Como conseguir marcar la tableta, la alimentación es la parte más importante para perder peso. Además , y esto me parece muy curioso, según el entrenador de crossfit Noah Abbott, el trabajo de cardio lento, largo, y a pulsaciones muy bajas hace que disminuya la T3, hormona tiroidea responsable del metabolismo. Tener niveles normales de T3 permiten a tu cuerpo y músculos trabajar eficientemente, pero niveles bajos de esta hormona (hipotiroidismo) coloca a tu cuerpo en un estado en el que almacena grasa con más facilidad.

 

  1. Hay una dieta y un entrenamiento que funciona para todo el mundo.

Hay muchos y variados caminos para estar en forma pero seguir el correcto es la clave. Como siempre he dicho: El mejor plan es aquel que funciona. Si has empezado a desayunar mejor y eso hace que tengas más energía y pierdas peso, entonces no lo dejes. Pero ten en cuenta que si se lo recomiendas a tu vecino/a tal vez a él/ella no le funcione. Cada persona es un mundo y, como en el entrenamiento, hay que buscar qué es lo que de verdad de da resultados y lo que no.

 

  1. Saltar sobre el BOSU.

Hay entrenadores (créeme lo he visto) que ponen a sus clientes a dar saltos del suelo al BOSU y del BOSU al suelo. Si trabajas en el circo de sol puede parecerte hasta fácil pero ciertamente no lo es.

Da igual que te argumentan que de ese modo trabajar tus abdominales y piernas mientras entrenas tu equilibrio. Es un ejercicio muy peligroso que puede producir lesiones (por no decir descalabros) en la mayoría de la población normal.

 

  1. Sin dolor no hay gloria.

Este parece ser el ABC de muchas personas que vienen a entrenar conmigo con el traje electroestimulación activa: Si no hay agujetas al día siguiente no he trabajado bien. Está claro que las agujetas son un signo de que has entrenado, pero no depende únicamente de eso.

Aún así hay gente que parece que le gusta sufrir. Aguantan y aguantan hasta llegar al borde de la pájara. Lo que parece ser que no saben es que si no hubieran apretado tanto el efecto hubiera sido el mismo o incluso mejor.

 

Fuente: Consejos Fitness

 

Comenta con Facebook