Ir al gimnasio es una oportunidad para ganar salud y energía, además de cuidar tu cuerpo podrás liberar tu mente durante unas horas.

Al ser un lugar que compartes con otras personas y en donde los intereses pueden coincidir con los tuyos, debes aprender a adaptarse a ciertas normas. A continuación 6 tips para ser un buen compañero en el box:  

 

  1. Limpia los equipos.- A nadie le gusta encontrarse gotas de sudor en las máquinas a utilizar. Es casi obligatorio llevar contigo una toalla pequeña para utilizarla antes y después de haberte ejercitado en algún aparato.
  2. Cada cosa en su lugar.- Es esencial que cada pesa, pelota o accesorio sean fáciles de localizar, por lo que después de terminar tu rutina con alguno de estos equipos te tomes tiempo para colocarlo en donde lo encontraste. Además esto también es una medida de seguridad.

 

  1. Cuida por dónde pasas.- Si vas a acercarte a algún espacio donde haya alguien ejercitándose, cuida no estorbar en su rutina, ya que podría lastimarse o lastimarte.
  2. No acapares las máquinas.- Si el gimnasio sólo cuenta con un aparato para cierto tipo de ejercicio, trata de manejarlo en rutinas breves o sugiere realizar rutinas combinadas. Además respeta el tiempo de tus compañeros, sin apurarlos.
  3. Evita dejar caer los objetos. – No tires las mancuernas, barras o pesas al terminar de utilizarlas. Puedes generar un ruido y llamar la atención de forma innecesaria, además de dañar el equipo o  incluso provocar algún accidente.
  4. Se considera al usar un espejo.- Muchos ejercicios requieren de un espejo para su correcta ejecución. Si una persona está ejercitándose de esta manera, evita tapar la vista de quien lo necesite, o bien busca la forma de compartir el espacio, para que más personas puedan utilizarlo junto contigo.

 

Recuerda que tu personalidad y educación la reflejas en todos los ámbitos de tu vida, el gimnasio no es la excepción.

Fuente: EnForma.Salud180

Comenta con Facebook