Si llevas un embarazo normal y sin riesgos, puedes seguir trotando. Hacer actividad fisica no sólo ayuda a mante tu figura sino que también trae beneficios a tu bebé. A continuación 6 cosas que debes tomar en cuenta si quieres seguir trotando durante el embarazo:

 

1- Lo primero, sin duda, es consultar a tu médico: De seguro, éste te incentivará a realizar actividades físicas, a no ser que existan motivos de fuerza mayor que siempre es necesario descartar.

2- Modifica tu entrenamiento: Aunque toda tu vida hayas sido una atleta tu cuerpo no será el mismo en estos meses, pues éste cambia junto a las hormonas, el peso y la resistencia. Por lo tanto, probablemente debas disminuir el ritmo, las distancias, hacer descansos más frecuentes y por supuesto, evitar terrenos peligrosos para evitar caídas y otros accidentes.

3- Verifica como se siente tu cuerpo a diario: Si un día te sientes cansada o fatigada, no te exijas como antes, el estar en cinta puede condicionar tu nivel de energía y no es un momento para exigencias físicas.

4- Atención con el clima: Tanto el intenso calor como el frío pueden condicionar la salud de la embarazada, por lo tanto, escoge horas del día con mejores temperaturas o corra en espacios acondicionados y con una adecuada hidratación antes, durante y después del esfuerzo.

5- Elongación: Estírate adecuadamente  para prevenir cualquier tirón, lumbagos o desgarros a causa del mayor peso que soporta la espalda.

6- Tranquilidad: No te asustes si te cansas más de la cuenta, obviamente el impacto de correr embarazada será mucho mayor, sobre todo en los meses más avanzados, por eso, usa un buen calzado y en lo posible, evite terrenos muy duros como el asfalto.

Nota: Si antes de estar embarazada no trotabas, no es buen momento comenzar ahora.

 

Fuente:VeoVerde

 

Comenta con Facebook