Muchas personas creen que hacer pesas no ayuda a la pérdida de peso y por eso prefieren hacer sólo ejercicios cardiovasculares. ¡Falso!  Hay una creencia generalizada de que si haces pesas sin perder peso, la verdad es que ocurre todo lo contrario, ganar músculo puede ayudarnos a nuestro objetivo de pérdida de peso graso.

 

Algunos estudios han demostrado que con entrenamientos de fuerza de 60 minutos, tres veces por semana y con series de 10 a 12 repeticiones, se aumenta el RMB (ritmo metabólico basal)aproximadamente un 9 % (frente al 3% de los ejercicios aeróbicos), hasta 15horas después de haber finalizado el entrenamiento.

 

Esto se debe a que el tejido muscular, al ser un tejido activo, requiere  más energía para su funcionamiento y por lo tanto consume más calorías haciendo más difícil la acumulación de

grasa corporal.

 

Fuente: Clubgymsierra.es

 

Comenta con Facebook