Los saltos de Rana, o Froggy Jumps como se le conoce casualmente, se incluyen en los mejores entrenamientos para mejorar el ritmo cardiaco en un corto lapso de tiempo. Además realizar este tipo de ejercicio cuando menos dos veces por semana, ayuda a mejorar la postura al correr, aumentar la velocidad e incluso a fortalecer los músculos de las piernas, dado que los Froggy Jumps son comparados a realizar las clásicas sentadillas pero en una forma más dinámica y exigente, propiciando a la mayor quema de calorías.

Para realizar los saltos de rana adecuadamente…

  • Ponerse en cuclillas, asegurándose de mantener el abdomen apretado, los hombros hacia atrás (y por consiguiente el pecho adelante) y juntando las manos frente al rostro.
  • Seguidamente, saltar hacia adelante, al mismo tiempo que las manos se sueltan y se llevan hacia atrás en el aire. Asegurarse que los pies se mantengan abiertos a lo ancho de los hombros para evitar posibles lesiones.
  • Regresar a la posición original, pero ahora saltando hacia atrás, de forma que esta vez el cuerpo quede totalmente erguido al momento de estar en el aire.
  • Realizar cada salto el número de veces que se pueda realizar en series de un minuto.

Fuente: Mi piel sana

 

Comenta con Facebook