La bicicleta elíptica es el ejercicio ideal para las personas con sobrepeso. A diferencia de otros ejercicios aeróbicos, al incorporar en tu rutina la bicicleta elíptica, las posibilidades de dañar tus rodillas u otras articulaciones de las piernas, son mínimas,  ya que amortigua el movimiento y evita el impacto constante de los pies sobre el suelo. Es poco frecuente que entrenando con la elíptica aparezcan lesiones, sólo tendremos que prestar atención a colocar correctamente los pies en los puntos de apoyo.

Hay que tener en cuenta que las personas con sobrepeso, con frecuencia tienen problemas cardiovasculares asociados. Además, una actividad de alto impacto podría incrementar las molestias que sufren en las articulaciones, debido, principalmente, al exceso de peso, por lo que la elíptica es una de las opciones más acertadas.

La bicicleta elíptica reúne todas los beneficios de dos elementos clásicos en el mundo del fitness, como son la cinta de andar o correr y la bicicleta estática. Combina dos tipos tipos de movimiento fluido: uno circular que imita el pedaleo y otro de traslación tipo esquí de fondo, empleando tanto los músculos del tren superior como los del inferior.

Para entrenar en la bicicleta elíptica, podemos empezar con unos 20 minutos diarios e incrementar 5 minutos más al segundo o tercer día.  Para quemar grasa, y por tanto favorecer la pérdida de peso, necesitaremos llevar a cabo un entrenamiento moderado con una duración de entre 30 y 45 minutos (unas tres-cuatro veces por semana), y aumentar progresivamente la intensidad hasta alcanzar un 60-70% de la frecuencia cardíaca máxima.

 

Fuente: Muy en forma

Comenta con Facebook